¿Qué es Fast Fashion y qué impacto tiene en el mundo?

Aunque no seamos conscientes de ello, somos una generación fast fashion y esto tiene un gran impacto en nuestro ambiente y sociedad. Conoce qué es Fast Fashion, su impacto y qué podemos hacer para transformarlo.

que-es-fast-fashion-y-que-impacto-tiene-en-el-mundo

¿Qué es Fast Fashion?

La historia de la moda es ancestral, pero la “moda rápida” es bastante nueva.  Fue durante el principio del siglo XX donde la producción en masa se impulsó y creció, sobretodo con fines militares durante las dos guerras mundiales. En la década de los 40 y 50s, se democratizó la moda con los conceptos de prêt-à-porter y sportswear.  Estas nuevas tendencias y a importantes avances tecnológicos y de transportación resultaron en la caída de precios de la ropa y en sacar la manufactura a países con producción más barata. Para los 80s, hubo una segunda gran ola de democratización de las marcas de lujo, haciendo que más personas con menor nivel adquisitivo pudieran comprar estas marcas de diseñador. Finalmente, en las últimas décadas, como consecuencia, la moda se ha hecho más rápida y más barata de adquirir, generando a la vez una industria menos sostenible. El modelo que vino a satisfacer esa “necesidad” de responder rápido al consumo de la moda y de forma más barata fue justo el “fast fashion” promovido principalmente por el gigante español Inditex, que tiene la marca Zara.

 

Fast fashion implica ropa de bajo costo que ofrece ciclos de moda cortos copiando las tendencias actuales de moda. Este modelo ofrece a los consumidores ropa de baja calidad, con un ciclo de vida corta por un precio bajo que además ofrece la moda actual. Se espera además que el consumidor deseche estas prendas para comprar la siguiente oferta en cuestión de meses. O menos, pues a veces las prendas, en especial las playeras, pueden tener una vida de dos o tres puestas.

 

¿Qué consecuencias tiene?

 

Para empezar, las obvias, un desecho enorme de ropa que acaba normalmente tirada en la basura aumentando la cantidad de ésta. Sin embargo, hay más. Como la explotación de los recursos ambientales, contaminación con químicos tóxicos y un gran desperdicio de merma, o residuos textiles. Además de que este proceso está estrechamente ligado con mano de obra barata, explotación laboral e inequidad a nivel global.  

 

Sin embargo, junto a estos problemas también hay un interés por los asuntos ambientales y por la sostenibilidad y ética en la industria de la moda. Muchos intentos se han hecho, desde una imagen de lo que es ‘ecofashion’ hasta nuevos modelos como el slow fashion. Poco a poco se han dado grandes pasos, lo que queda claro es que no es sólo un cambio de imagen sino un cambio integral en la forma en la que consumimos y en la forma en la que se hace moda lo que generará una verdadera transformación.

 

¿Cuáles son los primeros pasos que puedo hacer?

  

Calidad antes de cantidad

Hay que cambiar nuestros hábitos de consumo. No se trata de tener cantidad de prendas sino prendas de calidad. Incluso para la economía personal hará mejor comprar una buena prenda que dure más tiempo aunque sea un poco más dinero el que haya que invertir, que estar comprando prendas baratas que se rompen con facilidad. Es mejor hacer una buena planeación de prendas que necesitemos, con las que podamos armar un estilo propio y que nos servirán a largo plazo, antes que tener muchas prendas que ‘están de moda’ pero que a veces ni usamos.

 

Reparar y cuidar mis prendas

Antes había una gran tradición y costumbre de reparar la ropa. Rezurcir calcetines, principalmente, era algo común. Pero ahora no. Con cualquier mínimo detalle tiramos la ropa. Es mejor ver si se puede reparar de alguna manera y seguirla usando. Y si no, quizá la podemos usar para algo más antes de tirarla.

 

Cuidar adecuadamente nuestra ropa es importante también. Hay que investigar cómo cuidar cada material, cómo se lava, cada cuánto lavarla, etc. Cuidar de la prenda hará que dure más y contaminemos menos.

 

Revisar etiquetas

No sólo hay que ver talla y precio, las etiquetas suelen ayudar en conocer más nuestras prendas de lo que parece. Ahí escrito hay toda una historia que podemos conocer. El de dónde viene explica mucho. Si vemos que es una prenda que a penas cuesta un par de dólares y está hecha en los extremos orientales del mapa, probablemente fue hecho en un taller con un pago mísero. Comprar esa prenda significa aportar en la explotación laboral, por ejemplo. Ver cuáles son los materiales explica qué tan orgánico y natural es la prenda; si se usaron químicos o no para hacerlo; si es material reciclado o no; en fin, podemos saber qué tan sostenible es su proceso. Finalmente, nos explica cómo  cuidar la prenda y cómo podemos hacer que dure más. Hay mucha más información útil que podría servirnos como saber si tiene alguna certificación, si apoyamos alguna causa u organización con la prenda, etc. Las etiquetas pueden convertirse en nuestro mejor consejero de moda al momento de comprar.

 

[También puede interesarte: ¿Cómo ser un consumidor sostenible?]

 

Mucho hay aún por hacer para transformar la industria de la moda en una sostenible y ética. Sin embargo conocer qué es lo que la convierte en una industria altamente contaminante y poco ética en algunos procesos es un primer gran paso para transformarla. También está en manos de los consumidores comprar diferente para que las marcas y negocios de moda cambien.

 

Algo de bibliografía para este tema…

Black, S. (2008). Eco-Chic The Fashion Paradox. London: Black Dog Publishing.

 

Brooks, A. (2015). Clothing Poverty. The Hidden World of Fast Fashion and Second-hand Clothes. London: Zed Books.

 

Clark, H. (2008). “SLOW + FASHION—an Oxymoron—or a Promise for the Future …?”. Fashion Theory. Vol. 12 (4). Pp. 427-446.

 

Jack, T. (2013). “Fashion use. A polemic to provoke pro-environmental garment maintenance”. In Gardetti, M.A., et Torres A.L. (eds.) (2013).Sustainability in Fashion and Textiles. Sheffield, UK: Greenleaf Publishing. pp. 125-133.

 

Joy, A.; Sherry Jr., J.F.; Venkatesh, A.; Wang, J. et Chan, R. (2012) “Fast Fashion, Sustainability, and the Ethical Appeal of Luxury Brands”. Fashion Theory. Vol. 16 (3). pp. 273-295.

 


Deja un comentario

Recuerda que los comentarios son moderados antes de ser publicados.